Cursos
Vídeo

Consideraciones previas

Lección 1

Los pases energéticos de Being Energy® producen un efecto que no responde a las explicaciones habituales.

Los movimientos no son ejercicios físicos, ni posturas corporales, son verdaderos intentos de alcanzar el estado óptimo del ser.

La magia de los movimientos radica en el cambio sutil que los practicantes experimentan al ejecutarlos.

El objetivo de la práctica cotidiana de los  pases energéticos es aumentar nuestra energía para vivir en un estado óptimo, tanto físico como anímico.

Si los has practicado lo sabes.

Los movimientos introducen en el estado físico y mental del practicante una cualidad efímera, una especie de brillo, una luz en la mirada, este cambio sutil es el “toque del Espíritu”.

Es como si a través de los movimientos los practicantes recuperarán un vínculo inutilizado con la fuerza vital que nos sustenta.

En virtud de esta cualidad, de su magia, los pases energéticos no deben practicarse como ejercicios sino como el modo que llamar al poder.

Fuente: Los pases mágicos (Carlos Castaneda)

 

Las tres premisas básicas para aumentar el efecto de los pases energéticos

1.Estamos presentes.

Intenta sentir tu cuerpo, el movimiento, la respiración. Por supuesto que vamos a tener pensamientos, pero en lo posible dejamos de lado cualquier preocupación.

2.Intentamos.

Cada pase o movimiento también puede tener su propio intento, así como cada sesión: “elijo estar contenta”, “redistribuyo mi energía”, “soy creativa”.

Este suele se mi intento cuando practico, pero si tú quieres puedes ponerle otro, o no ponerle ninguno, por sí mismos llevan un intento.

3.Disfrutamos.

Este es el más importante. Disfrutar del movimiento, de la respiración, de cada parte de nuestro cuerpo, nuestras sensaciones o sentimientos.

“Y aun cuando no sigas ninguno de estos tres pasos en tu práctica, igualmente vas a notar sus beneficios, porque por sí mismos llevan un intento, el de aquellas mujeres y hombres de concocimeinto del México antiguo”.
Taisha Abelar. “Donde Cruzan los Brujos”.

¿Qué necesitas para practicar los pases energéticos

Sin duda disciplina y constancia. Disciplina para detener tu quehacer diario o encontrar el espacio y el tiempo para practicar.

Constancia para que incorpores el hábito del movimiento, al menos que quieras seguir como estás.

Si quieres resultados tendrás que practicar, no hay otra.

No importa la ropa que lleves, aunque siempre es mejor que lleves ropa y calzado cómodos.

Si te vas a estirar en el suelo usa una manta, esterilla y cojín, debes de estar cómoda.

Adapta los movimientos a tus necesidades, capacidades y circunstancias particulares.

Solo hay una regla o norma:

¡PRACTICA, PRACTICA, PRACTICA!

Muévete, realiza los movimientos, ¡el compromiso es contigo misma!

Lo más difícil no son los movimientos, porque son asequibles para la mayoría de personas, lo más difícil puede llegar a ser tener la voluntad, la decisión de parar y practicar.

Necesitas disciplina y constancia.

Empieza suave, calentando tu cuerpo, tensión mínima, a medida que el cuerpo se va calentando, la tensión debe incrementarse y el tiempo de mantenimiento de la misma extenderse, pero siempre de forma paulatina.

Con el tiempo y práctica el cuerpo va adquiriendo el hábito, y al final los pases te saldrán solos, tu cuerpo te pedirá movimiento, los elegirá y ejecutará, y practicarás en cualquier momento y en cualquier lugar.

Pen
>