Cursos
Vídeo/Texto

Introducción al curso

Lección 1 Módulo 1

CURSO CONCIENCIA Y LIBERTAD

Pases toltecas y meditaciones para expandir tus posibilidades

INTRODUCCIÓN GENERAL AL CURSO

Recibe una cálida bienvenida a este curso de conciencia y libertad. 

La intención general de este curso es conectar estos dos elementos, que son muy profundos y están en el centro de la tradición tolteca del linaje de don Juan Matus y Carlos Castaneda, para el cultivo del conocimiento de nosotros mismos y la expansión de nuestras posibilidades como seres humanos íntegros.

Se trata de dos elementos, la conciencia y la libertad, que tienen mucho que ver con el despertar de las potencialidades de conectarnos cada vez más íntimamente con nuestro ser energético, esa parte sutil de cada persona que complementa el cuerpo físico.

Con frecuencia entendemos la conciencia como una capacidad de darnos cuenta de la realidad, percibir lo que nos rodea, estar atentos a nosotras y nosotros mismos, nuestros estados, nuestra existencia y las acciones que emprendemos.

Todo esto es incorporado dentro de la tradición tolteca, en la cual la conciencia es concebida y cultivada como una forma especial de energía abarcadora. Es decir que al tiempo que la conciencia es todos estos aspectos, también es una forma especial de energía que tiene su origen en la zona baja de nuestra esfera luminosa (1), a la altura de los pies. Desde allí tiende a crecer y alimentarla, lo cual quiere decir que la tendencia natural de nuestra energía de la conciencia es crecer y evolucionar llenando todos los aspectos del ser. 

La forma en que sucede el crecimiento de la conciencia se relaciona con las experiencias de la vida, pues con cada situación que atravesamos esta energía es estimulada desde el área de nuestros pies y aumenta la sensación de estar en contacto con el ser interior, con los cambios y estados que ocurren en el mundo interior y con lo que sucede por fuera de nosotros.


1. La esfera luminosa es la totalidad de lo que es un ser humano (y también cada ser vivo y objeto individual), pues contiene toda la esencia energética de los que somos y podemos llegar a ser. Tiene una forma esférica u ovoide, se extiende aproximadamente a la anchura de los brazos estirados y está compuesta por una infinidad de fibras luminosas.

La conciencia entonces, abarca un aspecto dentro del conocimiento heredado por los toltecas videntes (2), que no es meramente intelectual o una actividad del pensamiento. Pues aunque se incluye una actividad de investigación sistemática para la comprensión de los fenómenos de la conciencia, tiene un fundamento de práctica energética.

Aquí entran en juego los pases toltecas, como movimientos de nuestro cuerpo físico para dinamizar y redistribuir nuestra energía, ya que no son suficientes las actividades que podemos realizar con nuestra mente, sino que funciona mucho mejor cuando lo desarrollamos de una forma integral con nuestro cuerpo y nuestra mente, que permite que el crecimiento natural de la energía de la conciencia se estimule y estemos en un fluir más constantemente con esta energía.

Esto quiere decir que cultivemos en nuestra vida diaria un estado de ánimo de fluir con el contacto con la conciencia. Sentir que en las diferentes actividades que realizamos en la cotidianidad, nuestro ser se está contactando con el proceso de crecimiento de la conciencia. Todo esto es impulsado con la práctica de los pases toltecas y la meditación.

Además, con los hábitos repetitivos ocurre que tenemos la tendencia a ser cada vez menos conscientes de lo que estamos sintiendo, de los motivos que impulsan nuestros actos e incluso llegamos a ser inconscientes de lo que pensamos.

Es muy frecuente en la mayoría de las personas, que al estar repitiendo una y otra vez los mismos actos, tengan cada vez menos conciencia de todos estos aspectos. A su vez, esto se relaciona con algo que sucede en el ámbito de la energía de la conciencia, que debería mantenerse en un proceso de crecimiento expansivo con las experiencias y aprendizajes, cual es su tendencia natural, pero en lugar de ello disminuye y tiende a quedarse en un nivel mínimo, en la base de la esfera luminosa, apenas en la altura de las plantas de los pies.

Es un estado en el cual la persona solo tiene disponible la cantidad de energía de la conciencia suficiente para seguir viviendo, pero no para que la percepción aumente. Este estado de baja conciencia mucho menos permite que se desarrolle el conocimiento de existir como un ser de luz, un ser de energía pleno de posibilidades de percepción y de creatividad. 

Todo lo anterior se conecta con el concepto de la libertad. En el terreno del conocimiento tolteca ser libre es sinónimo de estar en un proceso de aumentar la disponibilidad de energía, un camino en el cual se va aprendiendo a canalizarla y emplearla de la mejor manera posible.

Existen diferentes tipos de energía dentro de nuestra esfera luminosa, que podemos comenzar a percibir como fenómenos que el cuerpo y la mente pueden entrenarse para percibir. Se trata de detalles muy sutiles pero que con práctica y persistencia son accesibles al conocimiento directo que podemos lograr como seres humanos.

Y justamente el aumento de estas capacidades depende de la disponibilidad de la energía de la conciencia de ser. Entre más notes los cambios en los flujos de energía que recorren tu cuerpo, eres más libre. La libertad es la posibilidad de activar tu poder, tu capacidad de percibir los flujos de la energía, fluir con ellos y en buena medida aprender a interactuar con ellos para direccionarlos.


(2) Dentro del linaje tolteca de don Juan Matus, los videntes son las personas que por generaciones y generaciones han cultivado el arte de percibir la energía tal y como fluye en el universo, examinando los detalles de las formas en que se organiza la energía, por ejemplo en las diferentes configuraciones de las esferas luminosas.

Además, la libertad tiene que ver mucho con la conciencia de las decisiones. Se trata de darnos cuenta que continuamente estamos tomando decisiones. En el transcurrir de nuestra vida, en muchas ocasiones atravesamos situaciones de realizar elecciones. Son momentos en los cuales elegimos entre varias opciones de cursos de acción, también entre diferentes posibilidades de sentimientos y pensamientos que se despliegan en nuestro mundo interior. Y en realidad esto es algo que ocurre con gran frecuencia, aunque no seamos deliberadamente conscientes de ello.

Entonces la libertad tiene que ver con aumentar esta conciencia respecto a pequeñas decisiones pero que son muy significativas para nuestra energía, nuestro poder y nuestro bienestar integral.

Desde esta perspectiva, te invitamos a conectarte desde el poder tu mente, con esa sensación intuitiva de que vas a gozar con todas las experiencias y ejercicios que practicarás en este curso.

Permite que se expanda en ti la idea de que al realizar cada lección vas a ir profundizando más y más en estas posibilidades de la tradición tolteca, con la convicción que son accesibles a tu ser, simplemente a través de la práctica y la experimentación.

Y será a través de tu propia manera de hacerlo, teniendo en cuenta que puedes adaptar las pautas que veremos a tu propio camino porque se trata de cultivar la libertad. Cada elemento que tocaremos puede servirte como una herramienta, una guía para experimentar, pero nunca como una indicación externa que debas seguir al pie de la letra.

Antes de practicar los ejercicios que encuentras en los videos, te recomendamos leer las guías de cada lección, que son textos cortos con recomendaciones para vivir armoniosamente el proceso y aprovechar al máximo la exploración.

El curso consta de tres módulos que representan las etapas de este proceso.

En el primero vemos las bases que nos invitan a entrar en el descubrir las fuerzas de la conciencia y la libertad en nosotros mismos. En el segundo nos enfocamos en sintonizarnos energéticamente, abrir los canales para que todo pueda fluir libremente y podamos cultivar nuestras capacidades. En el tercero y último, recogemos toda esta experiencia para aplicarla, llevarla a donde más la necesitamos, como un proceso cíclico de acrecentamiento de nuestra conciencia y libertad.

Para cada módulo te proponemos unas tareas que acompañan la práctica de los pases. La intención de estas tareas es complementar la experiencia, ayudar a profundizar en los efectos que tienen los ejercicios que practicamos con los videos. De manera que no se trata de tomarlo como una obligación, sino como una posibilidad de expandir el gozo.

¡Gracias por tu participación y que disfrutes de este viaje!

Escucha el podcast del seminario online Conciencia y Libertad

Pen
>