Curso
Vídeo

Respiración escudo

Lección 7

Puedes realizar el ejercicio de pie, sentada o acostada, aunque al principio es más fácil de ejecutar sentado sobre un cojín o una silla.

Debes de realizarla evitando las constricciones de la ropa, así que ponte muy cómoda, no dejes que nada te aprete.

Inhala profundamente, si eres mujer haciendo de cuenta que estas respirando por la vagina, si eres un hombre desde la base de la columna.

Mete el estómago y ve subiendo el aire por la columna, pasando por los riñones, hasta un punto entre los omoplatos.

Sostén el aire ahí por un momento (entre los omoplatos).

Luego súbelo aún más hasta la parte de atrás de la cabeza y pásalo por encima de ella, hasta un punto entre las cejas.

Mantén los ojos medio abiertos para concentrarte en el caballete de tu nariz.

Sostén el aire allí por un momento (en el punto entre las cejas).

Exhala por la nariz mientras mentalmente guías el aire hacia abajo, por el frente de tu cuerpo, hasta un punto justo debajo del ombligo y luego a tu vagina o base de la columna, justo donde has comenzado el ciclo.

La razón por la que debes mantener los ojos medio abiertos es para concentrarte en el caballete de la nariz al hacer circular el aire hacía arriba por la espalda y por encima de la cabeza hasta este punto; y también para usar la mirada a fin de guiar el aire hacia abajo, por el frente de tu cuerpo, devolviéndolo a tus órganos sexuales.

La inhalación y exhalación deben de ser inaudibles.

Practica esta respiración dejándote guiar por mi voz.

Apréndela y repítela hasta 10 veces todas las mañanas antes de levantarte y en cualquier momento del día.

Pen
>