febrero 20

Meditación y tecnología en la infancia

Educación

2  comments

Meditación y tecnología

Esta entrada tiene parte de mi propia recapitulación, técnica fundamental para cualquier persona (guerrera o no) que tenga un interés en seguir un proceso de autoliberación.

La recapitulación es el arte de revivir lo vivido y consiste en la recuperación corporal de toda experiencia pasada permitiendo sanar las heridas, al recuperar y redistribuir la propia energía.

Allá vamos:

Disfruto con tecnología y con la meditación.

Cuando hacia los ochenta salieron los ordenadores sentí miedo ante esa tecnología.

Mi padre tenía un pequeño negocio de máquinas de escribir y teníamos que evolucionar.

Mi hermano mayor fue quien hizo la transformación, cambió las máquinas de escribir por los ordenadores y mi padre se jubiló.

En esa época de mi vida no quise saber nada, pensaba que era muy difícil entender esas máquinas electrónicas, digitales, pensé que no eran máquinas para mi, me parecían complejas y lo que tomó más fuerza fue pensar y creer que yo no era lo suficiente inteligente para usarlas.

Me aparté de ese mundo y así estuve más de 15 años alejada de los ordenadores.

En 1992 conocí Internet por una amiga, estudiaba en una universidad online pionera, me dijo que estaba bien pero que el acceso a Internet era muy caro. Entonces también pensé que no era para mí, en esa época no tenía dinero, y de nuevo esta creencia me siguió apartando de los beneficios de usar un ordenador.

En 1996 empecé a practicar los pases energéticos de la tradición tolteca de los chamanes del México antiguo. Años antes había empezado a leer los libros de Carlos Castaneda.

Poder acceder a este conocimiento y formar parte de él volviéndome una estudiante, sin duda ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado en mi vida, y no me cansaré de decir lo afortunada que me siento.

Sin duda mi vida dio un giro al empezar a practicar, un giro donde yo iba a la cabeza del tren. Las “cosas” empezaron a irme mejor. Sin duda la práctica cotidiana individual y en grupo me proporcionó más energía para redirigir mi vida.

En 1998 fui a hacer una sustitución a una escuela que tenía Internet, recuerdo que iba súper lento, era la primera vez que veía un ordenador conectado a Internet.

Allí escribí también por primera vez en un documento de texto e imprimí. Realmente me sentí muy orgullosa de hacer eso.

Pero sentía que estaba a años luz de mis compañeras que se pasaban documentos a través de un disquete, jamás los había visto.

Al poco tiempo me compré mi primer ordenador, pagué clases particulares a un joven estudiante e hice un curso de iniciación en educación para aprender.

Una vez que tuve Internet tuve acceso a mayor información y conocimiento y me volví una adicta a la formación y a la autoformación.

Por aquel entonces mis hijas habían crecido un poco y empecé a tener más tiempo para mí.

Desde entonces no paré de investigar, estudiar, leer…

Aproximadamente diez años más tarde conocí las redes sociales, y por primera vez descubrí que no estaba sola en el mundo educativo, que había mas docentes que también usaban el ordenador para aprender y enseñar.

Me sigue apasionando la tecnología…sigo pasando tiempo en las pantallas, me sigo maravillando de todo lo que se puede aprender.

En 2011 me introduje en el mundo de las tablets y los móviles.  Me habían regalado una tablet, pero  no sabía qué hacer con ella.

Por suerte ese pensamiento solo duró un año.

Al descubrir esa tecnología me fascinó: que cómodo es llevar tanta información en el bolsillo o bolso, poder gestionar documentos, poder comunicarte, estudiar, trabajar, etc.

Y sobre todo poder aprender y enseñar, como maestra sólo le veía ventajas y virtudes.

Pero hace un par de cursos me sorprendí cuando mis alumnos estaban enganchados a los whatsap de sus madres, donde creaban grupos con sus amigos, y se trataban peor que mal.

Este curso noto que algunos de mis estudiantes estan enganchados a las pantallas, a los juegos.

Antes no tenían tablets, ahora la mayoría tienen, además de consolas, videojuegos y otros artilugios…

En la escuela las usamos para aprender y enseñar, hemos creado infinitos contenidos: libros digitales, podcast, vídeos…

Hemos consultado información y sin duda me han ayudado a mejorar sus aprendizajes.

Les encanta como a mí, aunque muy a menudo ellos solo quisieran estar jugando a esos juegos adictivos.

Está claro que el uso de la tecnología en nuestro estilo de vida va en aumento y debemos ofrecer a los niños y jóvenes una manera de lograr el equilibrio en sus cuerpos, mentes y emociones para que no se desconecten de la esencia de la vida.

Si pudiera saldría varios días a la semana a caminar con ellos, a la montaña, al bosque.

Cada vez que organizamos unas salida escolar a la naturaleza, al día siguiente están muy tranquilos.

Cada vez más veo niños con  falta de sueño, (además de por sus fiestas de pijama) con incapacidad para concentrarse y prestar atención por largos períodos de tiempo, ansiosos, inquietos, reactivos y, demasiado a menudo con conductas agresivas. Además, se sienten abrumados.

No es el legado que queremos dejarles a nuestros niños.

Es por este motivo que también siento pasión por enseñar a las niñas y niños pases energéticos, que incluyen meditaciones, respiraciones y visualizaciones guiadas.

Tenemos la oportunidad de mostrarles como relajar sus cuerpos y volver a conectar con su corazón, con sus sentimientos. Si no lo hacemos emociones y pensamientos negativos pueden tomar el control de sus vidas.

Con la atención, tenemos la oportunidad de ayudar a los niños y niñas a reconocer sus sentimientos, sean los que sean, sin juzgar, para procesarlos de una manera tranquila y segura.

Si un niño no sabe cómo expresar (en palabras u otras formas) lo que siente, internalizará esos sentimientos o los expresará con conductas externas indeseables.

A través de la meditación, técnicas de atención y movimientos corporales ofrecemos a los jóvenes la posibilidad de participar de la corteza pre-frontal (que es la parte de nuestro cerebro que nos ayuda a racionalizar y ser creativos y por la tanto a encontrar diferentes respuestas a un mismo problema.

¿Qué pasa si no hacen esto? Nuestros jóvenes simplemente se vuelven reactivos, usando su cerebro reptil que es el que tuvimos en la prehistoria.

La tecnología hace que nuestras vidas vayan más rápidas. Nos invaden mensajes de mensajería instantánea, de correo electrónico  y a menudo nos sentimos abrumados con tanta información y comunicación.

No podemos escapar de esto. Tenemos que hacer lo que los seres humanos siempre han hecho: adaptarnos y evolucionar.

Los pases energéticos y la meditación nos ofrecen una solución adecuada, segura y adaptable que ayuda a nuestros niños y jóvenes a navegar en los desafíos de la vida que hemos creado para ellos.

Así que voy a seguir enseñando a mis jóvenes estudiantes todas estas técnicas.

A continuación os muestro una actividad para realizar con niñas y niños de primaria.

Es una visualización guiada para relajarnos.

Síguela con estos cuatro sencillos pasos:

1. Realiza pases energéticos durante 5 minutos.

Aquí tienes un ejemplo de pases. Pero puedes practicar con otros pases del blog.

2. Haz que tus alumnos se pongan cómodos: sentados o estirados.

3. Crea un ambiente de relax: pídeles que se relajen, que cierren sus ojos, que sientan su cuerpo y aflojen músculos. Puedes hacer un breve recorrido de pies a cabeza. Pídeles que escuchen su respiración.

4. Puedes ponerles directamente el video que te dejo al final del post (no importan si abren los ojos)

Con la práctica tendrán más facilidad para concentrarse.

Les encantará dibujar su casita del árbol.

La casita del árbol es una meditación del libro:

Clarke, Carolyn. Imaginaciones: Historias para relajarse y meditaciones divertidas para niños (Imaginations Spanish Edition). Bambino Yoga. Edición de Kindle.

Escucha el podcast de esta entrada:
Listen to “Meditación y tecnología” on Spreaker.

    • Gracias Pilar.
      La escuela necesita mucha paz, no solo hablar de ella, hay que practicarla.
      Desde dentro.
      Somos demasiado ruidosos y el verdadero espíritu no puede florecer con tanto ruido.
      Abrazo.

      Reply

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

    Autora de la entrada 

    Pilar Soro

    Fundadora de Pasesenergeticos.com Instructora de Being Energy® Ayudo a las personas a alcanzar un estado físico y anímico óptimo.

    Suscríbete 

     Artículos y eventos para el bienestar 

    >